Málaga
Está en > Málaga > Cristo de Mena o Cristo de la Buena Muerte

Cristo de Mena o Cristo de la Buena Muerte

El Cristo de la Buena Muerte o Cristo de Mena es una advocación de Cristo Crucificado que surge de una talla de Cristo Crucificado original de Pedro de Mena datada aproximadamente en 1660, y que se conservó en la Iglesia de Santo Domingo en Málaga hasta su destrucción en mayo de 1931 durante el episodio conocido como la «Quema de Conventos» que ocurrió durante la II República.

La imagen actual del Santísimo Cristo de Mena es una escultura de madera policromada de estilo neobarroco, esculpida en 1941 por Francisco Palma Burgos, inspirándose en la imagen original de Pedro de Mena.

Se encuentra en la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán de Málaga.
Pertenece a la Congregación de Mena y procesiona el Jueves Santo en la Semana Santa de Málaga.
El Cristo de la Buena Muerte está vinculado con la Legión Española desde 1928.

Cristo de Mena

El Cristo de Mena

Cristo de Mena

La imagen original de Mena estaba considerada como una de las obras más singulares del escultor imaginero granadino por estar esculpida a tamaño mayor que el natural, característica poco común en las tallas de Mena.

Fue destruida en 1931 durante la quema de iglesias y conventos de Málaga del 11 y 12 de mayo de ese mismo año. De la talla original sólo se conserva parte de una pierna, expuesta en el Palacio Episcopal, y un pie, que lo custodia la Congregación de Mena.

Fueron quince las tallas de Pedro de Mena destruidas durante la persecución religiosa en la II República en Málaga.


Vinculación de El Cristo de la Buena Muerte con la Legión española

Cristo de Mena

En 1928, La Legión solicita que el Cristo de la Buena Muerte fuese el protector de los legionarios y desde entonces todos los Jueves Santos la Legión escolta al Cristo durante la procesión, entonando con devoción «El Novio de la Muerte».

Desde 1931, desde el Domingo de Ramos hasta el Miércoles Santo en la Capilla de Santo Domingo varias escuadras de legionarios se turnan para formar guardia ante la imagen del Cristo, asistiendo miles de malagueños y visitantes.

En la mañana del Jueves Santo se realiza un acto de traslado y entronización del Cristo en la explanada de Fray Alonso de Santo Tomás, a hombros de los caballeros legionarios.

Desde 1960 todas las Unidades de La Legión tienen una réplica de El Cristo de la Buena Muerte.

En el año 2000 se aprobó un decreto por el que se nombraba protector oficial de La Legión española al Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Ánimas.



La Quema de Conventos

Entre los días 10 y 13 de mayo de 1931 tuvo lugar en toda España una ola de violencia anticlerical contra edificios e instituciones de la Iglesia católica, pocas semanas después de haberse proclamado la Segunda República.

Los disturbios comenzaron en Madrid y rápidamente se extendieron por otras ciudades del sur y el levante peninsular. Alrededor de cien edificios religiosos ardieron total o parcialmente aquellos días, se destruyeron objetos del patrimonio artístico y litúrgico, se profanaron algunos cementerios, se quemaron conventos y varias personas murieron y otras resultaron heridas.



Málaga Málaga Málaga